Cacao en Chiapas, el reto de un rescate.

El chocolate, un alimento prehispánico de la cultura maya ahora es todo un tema de rutas turísticas por Chiapas, pero ¿qué está sucediendo con los productores de Cacao en el Estado de Chiapas?


Chiapas en algunos años se ha destacado en la producción posicionándose por debajo del primer lugar, Tabasco y en una posición arriba que Guerrero hay mucho que trabajar por el productor de cacao Chiapaneco.

En 2016, el Soconusco logró exportar 15 mil toneladas de Cacao Real a Europa con destinos en Francia, España y Bélgica  (información de Jorge Aguilar Reyna, director del Centro de Agroecología San Francisco de Asís.

Un cacao sin manipulaciones genéticas que ha sido resguardado y preservado en las regiones Soconusco y Costa de Chiapas, y que también es sometido a un sistema de fermentado y secado.

Pero actualmente la producción de Cacao en Chiapas tiene una crisis por diversas causas.

"Las plantas apenas sobreviven, están viejas y descuidadas, lo ven como un cultivo de traspatio y no como una fuente de ingreso serio para la familia, de los 12 mil productores en promedio que hay en Chiapas, sólo mil productores atienden el cultivo y ven los resultados", afirmó Herbert Castellanos Ramírez, arqueólogo, antropólogo y propietario del Museo del Cacao en San Cristóbal de Las Casas.

En Chiapas hay más de 12 mil agricultores de cacao, las zonas de siembra se ubican en Soconusco, Pichucalco, Hostuacán, Juárez, Reforma, Mezcalapa, Tecpatán y la Selva Lacandona, lo que refleja un panorama donde cada propietario tiene un promedio de dos hectáreas; un cultivo muy disperso en Chiapas.

Los campesinos ha tomado la determinación de cambiar el cultivo del cacao por otros tipos de cultivo, ya muchos han optado por derribar plantaciones de cacao milenario por la palma de aceite.

"Hoy en día hay quieres tienen dos hectáreas que en ocasiones obtiene 10 kilos es su producción, por eso quiere tirar sus parcelas" (Angel Escobar, facilitador del programa salvando vidas)


Hay algunas iniciativas que han intentado dar un enfoque turístico creando rutas para los interesados por conocer las técnicas ecológicas para su obtención y su cultivo; las haciendas y los museos una visión 360° desde el mundo natural, siembra y cosecha del cacao, la producción del chocolate y su comercialización.


Estas experiencias complementan las rutas en los ríos, visitas a los pueblos, iglesias, cañones.


Otra iniciativa fue realizar la 2da. Cumbre Internacional del Cacao y Chocolateada 2018, en el municipio de Tuxtla Chico, en el estado de Chiapas.

Durante este evento, se mostró al mundo la importancia del cultivo en el sustento diario de cientos de familias en el sureste mexicano, así como las propiedades favorables que el cacao representa para la salud humana; además con la propuesta de preservarlo para que continúe pasando de generación en generación una elemento de los pueblos nativos de Chiapas.

Por su parte, en este 2019 el Gobierno Federal está realizando un programa para rescatar el cacao fino de aroma con siembra de árboles y fortalecer las parcelas.

Se plantea beneficiar a 16 municipios que representan 20 mil hectáreas.

Así que si viajas a México o ves en el lugar donde vives productos hechos con cacao chiapaneco no dudes en comprarlo para mantener esta tradición y ayudar a los productores de cacao.