Día de la Candelaria

03.02.2020


Día de la Candelaria, ¿Sabes el origen tan Mexicano de vestir al niño Dios y llevarlo a la Iglesia?
La celebración del día de la Candelaria también es llamada la fiesta de las luces, es el día de la purificación de María después del parto y también la presentación de Jesús en el templo.
¿Alguna vez escuchaste de las abuelitas hablar de la cuarentena de la mujer después de dar a luz? Pues, siguiendo la tradición Judía y según la Ley de Moisés, cuando una mujer da a luz a un hijo varón se le consideraba impura durante 7 días y debía ir al templo para su purificación, también a los 40 días del nacimiento se presentaban a los niños en el templo, cuando se realizaba la presentación de los niños, se llevaba una ofrenda, por lo general un par de pichones o tórtolas
Por eso se festeja el día en que la Virgen sostuvo en sus brazos a la luz que ilumina el mundo, por eso se llama día de la Candelaria. Hay registros de procesiones y encendido de velas el 2 de Febrero desde el siglo X.
Pero ¿Cómo inició la tradición de vestir a los niños y llevarlos a la Iglesia?
Justamente los primeros misioneros que llegan a la Nueva España unen 2 tradiciones, los Mexicas Tenochcas acostumbraban a realizar una figura de amaranto del Dios Huitzilopochtli, que representaba cuando el Niño Huitzilopochtli nació.
Los indígenas hacían figuras de amaranto y miel de maguey para tenerlas en sus casas después de llevarlas al Teocalli (templo) para ser bendecidas por los sacerdotes.
Los evangelizadores toman este ritual y lo transformaron teniendo gran aceptación entre la población nativa de América. De este modo se recuerda la fecha en que José y María presentan al Niño Dios ante el templo, como lo marcaba la ley del rey Herodes, pero también significa el encuentro entre Dios y su pueblo.
El rito prehispánico se enriqueció con la presencia de la vela blanca, que simboliza que Jesús es la luz del mundo y adornos de flores.
Así nace esta tradición que sólo se vive en México. Actualmente se buscan padrinos para vestir al niño y llevarlo a misa el 2 de febrero. Aunque vestirlos no es parte de la liturgia católica, la iglesia ha sido flexible con esta tradición popular que se une a la comida especial que se prepara para este día, los famosos tamales mexicanos acompañados con atole.
Si no lo sabías, ahora ya sabes cómo surge esta tradición de llevar a los niños Dios a la iglesia.
Mantener estas tradiciones que son tan Mexicanas es labor de todos, primero mantenerlas y después transmitirlas a nuestros hijos.
Para los que estamos fuera de México es difícil mantener ciertas costumbres, pero no dejemos de conservar la escencia de nuestro México en donde estemos.
Ayúdanos a cumplir nuestra misión de llevar a todos los rincones del mundo la cultura mexicana, que todos se enteren de lo bien
que hacemos en México y los Mexicanos, así que da un like, comenta y sobre todo comparte...

Si quieres ser parte de la Comunidad BGS puedes registrarte, es gratis, pronto estaremos dando noticias sobre beneficios del registro...