Origen místico del pan de muerto

El Pan de Muerto
¿Sabes cuál es el origen de esta tradición del 1 y 2 de noviembre? Pues está inspirado en rituales prehispánicos, sacrificios humanos, donde las princesas eran sacrificadas, ofrecida a los Dioses, el corazón de la doncella se sumergía en amaranto y quien estaba ofreciendo el sacrificio mordía el corazón agradeciendo a los Dioses.

En la época prehispánica existía una ofrenda similar a la actual de día de muertos. Una ofrenda dedicada a la diosa Cihuapipiltin, dedicada a las mujeres que morían del primer parto. Existía la creencia de que estas mujeres rondaban por el aire causando enfermedades entre los niños y para evitarlo, les hacían regalos en el templo o en las encrucijadas de los caminos.
Las ofrendas consistían en "panes" de diversas figuras como mariposas o rayos (xonicuille) hechos a base de amaranto y "pan ázimo" que era un pan de maíz seco y tostado, Sahagún lo describe así por no llevar cal, a este pan se le llamaba yotlaxcalli, otros ofrecían unos tamales (xucuientlamatzoalli) y maíz tostado llamado Izquitil, casi toda la ofrenda era de amaranto porque lo consideraban un alimento especial.
Pero, ¿Cómo es que estos sacrificios y esta ofrenda se convirtieron en el pan de muerto que ahora conocemos?
Tanto el pan, como otros elementos de la celebración del día de muertos son resultado del sincretismo que se dio en la época Novo Hispana.
Durante la conquista, los españoles prohíben este tipo de rituales, tanto los sacrificios como las ofrendas a los Dioses. Así que lo sustituyen con un pan hecho de trigo en forma de corazón, bañado de azúcar pintada de rojo. Con el tiempo las formas del pan van cambiando. Incluso, en la actualidad hay diferentes tipos y formas de las cuales hablaremos en otro capítulo.
El pan que conocemos ahora y que es el más popular, sobre todo en el centro y sur de México, mantiene referencias pre hispánicas, Su forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte, la bolita del centro simboliza el cráneo y los 4 huesitos son las extremidades del cuerpo humano y están colocados siguiendo los 4 puntos cardinales, donde se encuentran los Dioses, Quetzalcoatl, Tlaloc, Xipe Totec y Tezcatlipoca
Como nota, les queremos recordar que lo que hoy conocemos como la panadería popular mexicana que es ya parte de nuestra identidad, surge a la llegada de los españoles que trajeron el trigo, en la época prehispánica éramos un pueblo completamente apegados al consumo de maíz y otros cereales como el amaranto.

Y es justamente Hernán Cortés el que trae 2 de los elementos fundamentales para el desarrollo de la panadería en la Nueva España, el trigo y la caña de azúcar.
Cortés empieza a cultivar la caña de azúcar en Coyoacán y después en Ingenios que establece en lo que hoy es Morelos en La Hacienda de Vista Hermosa.

También trae el trigo y le da a su cuñado, Rodrigo de Paz la primera merced para establecer un molino de trigo en lo que ahora es la zona de Tacubaya.
Pues este es el origen del Pan de Muerto, que es sin duda un ejemplo de la fusión entre estos dos mundos, el festejo y la relación con la muerte del mundo Mesoamericano y el uso tradicional del trigo en el mundo católico europeo.
Sigamos disfrutando de la panadería mexicana, de sus costumbres y tradiciones Por algo la gastronomía mexicana es considerada Patrimonio inmaterial de la humanidad.
Los invitamos a que sigan nuestros podcasts, de Destellos de cultura, que en el mes de octubre estarán dedicados a México y su peculiar visión de la muerte...
Hasta la próxima...